Trabajadores Agrícolas: Antonio

1936259_10153467720852117_5938662445242279506_n

Foto credit NYCLU

“Una de mis peores experiencias fue cuando desafortunadamente tuve un accidente en el trabajo. Me caí de una máquina en la que estaba trabajando y le dije al dueño que tenía un dolor en la espalda muy fuerte y que necesitaba ir al hospital. El dueño que no tenía tiempo y me ignoró.

Nadie me dijo acerca de compensación laboral o le llamó a la ambulancia. Al siguiente día no me podía levantar de la cama. No fue hasta como 30 horas después del accidente que la esposa del dueño me llevó al hospital. No había un intérprete ahí. Ella llenó los papeles como le dió la gana, y eso hizo que fuera muy difícil para mi obtener compensación laboral.

Conozco a dos trabajadores que tuvieron heridas serias. Uno perdió su dedo, el otro, tres dedos. Cuando un accidente pasa, los dueños le ofrecen un poco de dinero a los trabajadores para que se vayan a su país. Esas personas nunca van a estar de nuevo al 100 por ciento. Cómo van a mantener a sus familias? Eso me trataron de hacer a mi. Los dueños tratan de tomar ventaja de nosotros de todas las maneras posibles, por eso no quiere que sepamos nuestros derechos.

Me atrevo a alzar mi voz por que así podemos cambiar las condiciones en los ranchos de NY. Para que los líderes de NY hagan algo y que estas injusticias paren. No somos animales. Somos seres humanos y necesitamos dignidad y respeto.” Antonio, trabajador agrícola de NY ‪